Conoce la historia que llevó a Villa Rica tener el mejor café del mundo

AGENCIAS

ANDINA Para los vecinos de Villa Rica, el café es el gran dinamizador de su economía. Gente de distintas regiones se ha asentado en esta zona de la región Pasco para construir su futuro, basado en “el mejor grano del mundo”.

Cuando el abuelo Valentín Cueva era el mozo de cuadra y alimentaba en Jauja al caballo blanco de Andrés Avelino Cáceres ni imaginaba que, muchos años después, sus nietos encontrarían el progreso en el distrito de Villa Rica, en la región Pasco, y como productores de café.

El clima especial de Villa Rica convierte a su café en el mejor del mundo.

Y es que, a más de 1,600 metros sobre el nivel del mar, se cosecha lo que para muchos conocedores es el mejor café del mundo: el grano producido en Villa Rica.

Del temor a la esperanza

Tampoco Victoria Salazar pensaba que la felicidad y el futuro lo escribiría en otra región y con café. Lejos queda Andahuaylas, en cuya plaza de Armas, los terroristas degollaron a sus tres tíos, un capítulo del cual ella tendrá memoria siempre.
“Estábamos siempre con temor, en esas épocas de los ochenta en las que vivimos esa forma que tenían ellos de entrar a las comunidades y matar sin piedad”, cuenta.

Unidos por el grano

Rubén Cueva y Victoria Salazar juntaron sus vidas y llevan más de 30 años dedicados al cultivo del café.
Recientemente el café de Villa Rica ganó varios premios internacionales.
“Empezamos de a pocos. Primero solo con un par de hectáreas, plantando plátanos, pituca y piñas. Luego, mi esposo y yo le dimos una oportunidad al café y fuimos aumentando hasta cubrir las 10 hectáreas.
Ahora tenemos un promedio de 15 hectáreas, con las que hemos comprado, fruto de nuestro esfuerzo”, cuentan con orgullo.
Como muchas historias en Villa Rica, el grano de café les ha permitido construir su casa, darles una buena educación a sus hijos y ampliar su mirada hacia el negocio de la hotelería.
La producción de café es el mayor dinamizador de la economía de Villa Rica.
“No tenemos en abundancia, pero vivimos con lo esencial y con el amor de los dos, que estamos bien unidos como pareja, tratando de superarnos”, cuenta.

Potente mezcla

El café de la familia Cueva Salazar ha obtenido buenos resultados en los análisis de calidad hechos en la Universidad Nacional Agraria-La Molina. Ello debido a la mezcla de distintas variedades de café que provee la generosa tierra oxapampina: Katurra, Pache, Catimor, etcétera.
La mixtura de todos ellos es rica en el café servido en taza. Claro, cuentan que siempre tienen problemas con enfermedades de la tierra como la mortal roya que ha destruido grandes cosechas en los últimos años.
“Necesitamos que nos apoyen con políticas de incentivos a los pequeños agricultores de café, ya que este es un producto que puede pelear con la coca, que tanto daño hace a la sociedad. Y los bancos comerciales nos cobran demasiado interés”, nos dice don Rubén, sosteniendo de la mano a su querida esposa, mientras su pequeña nieta juguetea cerca.
El café de Villa Rica ha recibido el reconocimiento de diversas instituciones.
No disimulan las canas ni se avergüenzan de sus arrugas. Mantienen la complicidad en cada gesto. Y es que las tristezas y aventuras familiares que cada uno carga de manera individual hacen que su peso sea compartido y disminuido. Es la magia de saborear un delicioso café, su café.

Ventas del Ficafé

La Segunda Feria Internacional de los Cafés Especiales del Perú (Ficafé 2017) concluyó el sábado 16 en el distrito de Villa Rica. Se calcula que se realizaron ventas por más de 12 millones de dólares.
Con más de 15,000 visitantes y 230 expositores, el festival es considerado ya una de las reuniones cafetaleras más importantes de la región, en la que tanto productores, empresarios y público pueden apreciar los aromas y mixturas del mejor café del mundo.
 

About the author

More posts by

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment

 




 

 
 
Copy Protected by Tech Tips's CopyProtect Wordpress Blogs.