Modelo de desarrollo rural de Haku Wiñay despierta interés de Gobierno de Egipto

Cusco.- La familia de Juan Ramos Ninahuanca, usuaria de Haku Wiñay de Foncodes, mostró cómo es que cultiva y produce hongos comestibles en su biohuerto de la comunidad de Ccorca Ayllu Huallay, en el distrito de Ccorca, en Cusco, sorprendiendo por sus capacidades y habilidades productivas a la delegación de funcionarios de la República Árabe de Egipto, quienes llegaron hasta su predio para conocer las experiencias de este proyecto productivo de desarrollo de capacidades y emprendimientos rurales inclusivos.

Don Juan Ramos explicó que el kilo de hongos (champiñones) lo vende a 20 soles en los mercados de Cusco y que obtiene por ello 800 soles mensuales. El producto es orgánico porque no utiliza fertilizantes químicos, indicó.

Los visitantes de la Agencia de Desarrollo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa del Gobierno de Egipto, integrada, entre otros, por Medhat Massoud y Khaled Fathy, degustaron diversos platos elaborados con productos orgánicos de los emprendimientos que los usuarios de Haku Wiñay conducen en el centro poblado de Huayllay. Junto a ellos, se encuentran Khalid Ahmed Alí Moheydeen y Carmen María Contreras, funcionarios del Banco Mundial.

La comitiva egipcia y del Banco Mundial, se trasladó luego al centro poblado de Ventanayoc Rumaray, en donde Edgar Ccolque Quecho que lidera el negocio rural “La era aromática” explicó el proceso de cultivo, producción y comercialización de fresas. Este emprendedor señaló que el negocio está integrado por un grupo de familias que recibieron capacitación y asistencia técnica.

En su segundo día en el departamento del Cusco, la delegación árabe y del Banco Mundial visitaron las viviendas y emprendimientos de Santiago Puma Tito y Nelly Sallo Quispe, usuarios del proyecto Haku Wiñay en el centro poblado Chacan, en el distrito y provincia de Anta.

Biohuertos con cultivos de hortalizas, viviendas saludables con cocinas mejoradas, negocio de crianza de gallinas y cuyes, así como producción de abonos orgánicos llamaron la atención de los visitantes.

El progresivo cambio que se va logrando en la economía y en la vida de las familias pobres de las zonas rurales del Perú, interesa como modelo de desarrollo rural a gobiernos extranjeros, los cuales han enviado representaciones para conocer las experiencias exitosas en las comunidades de la sierra y la selva.

Inclusión económica para enfrentar la pobreza
Federico Tong Hurtado, director ejecutivo de Foncodes, quien acompañó a la delegación, destacó el enfoque de inclusión económica de la política social que impulsa el MIDIS a través de Haku Wiñay para enfrentar la pobreza en el mundo rural.

“Estamos muy complacidos de mostrar las experiencias de los emprendimientos de esta zona a la delegación visitante. Son experiencias que han cambiado la vida de las familias que antes no tenían ingresos como ahora los tienen”, afirmó Federico Tong, quien acompaña a los funcionarios egipcios en misión oficial.

Desde el 2013 a la fecha, la intervención de Foncodes a través del proyecto Haku Wiñay en el departamento del Cusco, ha permitido el desarrollo de 93 proyectos productivos para 9 mil 976 hogares usuarios y una inversión 40 millones 296 mil 146 soles.

 

About the author

More posts by

 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment

 




 

 
 
Copy Protected by Tech Tips's CopyProtect Wordpress Blogs.