250 viviendas térmicas protegerán de las heladas a familias de Junín

(NDP) El Midis a través del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social-Foncodes, entregó 250 viviendas térmicas del proyecto Mi Abrigo en comunidades rurales de Chupaca, Jauja y Huancayo, ello en el marco del Plan Multisectorial contra las Heladas y Friaje.

Autoridades de Foncodes llegaron hasta la localidad de Progreso, distrito de Masma Chicche, provincia de Jauja, donde se hizo las entrega de viviendas térmicas a familias, quienes tendrán mejores condiciones para enfrentar el frío y las heladas.

La implementación de las 250 viviendas térmicas demandó una inversión de 2 millones 450 mil 894 soles. Los trabajos han sido realizados bajo el modelo Núcleo Ejecutor, en el que está representada la población organizada y el gobierno local. Foncodes se encargó de supervisar el proceso de acondicionamiento de las viviendas.

Cada vivienda térmica, conocida también como ‘casita caliente’ se acondiciona respetando los patrones culturales y costumbres de las zonas altoandinas, colocando un muro “trombe”, tecnología desarrollada por la Pontificia Universidad Católica del Perú-PUCP, que consiste en la instalación de paneles de policarbonato que permiten captar la energía solar y filtrar el aire caliente a través de tubos de PVC hacia al dormitorio, elevando la temperatura entre 10 a 15 grados.

El mejoramiento de las casas también comprende la colocación de piso de madera machihembrada, cielo raso de arpillera, doble puerta y doble ventana. Además, las paredes son reforzadas con geomallas de polímero ante la posibilidad de que ocurra un sismo.

Desde el 2017 Midis-Foncodes con el proyecto Mi Abrigo financió el acondicionamiento térmico de 3 mil 234 viviendas en los departamentos de Cusco, Puno, Apurímac, Arequipa, Huancavelica, Moquegua, Tacna, Áncash, Pasco, Huánuco, Ayacucho y Junín con una inversión de 31.3 millones de soles, generando más de 3 mil empleos temporales en las comunidades rurales.

El titular de Foncodes, Hernán Eduardo Pena indicó que gracias a los proyectos Haku Wiñay, Mi Abrigo y Agua Más se ha invertido alrededor de 50 millones de soles en beneficio de miles de las familias usuarias. Sostuvo además que ahora que las familias tienen viviendas térmicas toca combatir la anemia, comer sangrecita, y cuidar a los niños, y también propuso que los gobiernos Regionales hagan suya esta iniciativa y se involucren en proyectos productivos para mejorar la calidad de vida de la población rural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *