La Contraloría General recomendó a las autoridades de la Universidad Nacional Daniel Alcides Carrión adoptar las medidas necesarias para superar los riesgos advertidos en la ejecución del servicio de acondicionamiento de los ambientes del laboratorio pedagógico y del local de asistencia alimentaria, luego de evidenciarse la inaplicación de penalidades al contratista por incumplimiento contractual.

Universidad

Según el informe de Orientación de Oficio No 011-2021-OCI/0227-SOO, la universidad contrató el servicio de acondicionamiento de los ambientes del laboratorio pedagógico y del local de asistencia, con fines de licenciamiento institucional con una inversión de S/ 979 154,20, teniendo como fecha de inicio el 4 de mayo de 2019 y culminación el 1 de agosto de 2019.

La comisión de control evidenció que el contratista presentó los informes quincenales, es decir, con 537 días de retraso contados desde la fecha de término contractual, situación que no fue advertida por la entidad y omitió la aplicación de penalidades por retraso injustificado por un monto de S/ 97 915,42.

Asimismo, se detectó que la entidad no solicitó la renovación oportuna de la carta fianza de fiel cumplimiento presentado por el contratista, la mismo que venció el 25 de octubre de 2020, situación que genera el riesgo que los intereses de la universidad queden desprotegidos ante un eventual incumplimiento por parte del contratista.

El informe fue notificado al titular de la entidad para que disponga las acciones que correspondan, debiendo comunicar al Órgano de Control Institucional de la casa superior de estudios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *