Desmontes ponen en riesgo a Quiparacra en Huachón…

Vista Panorámica Huachón

Pobladores de la comunidad campesina de Quiparacra pertenecientes al distrito de Huachón, muy alarmados presentaron su denuncia contra la empresa Consorcio Julcán, por estar arrojando irresponsablemente bloques de piedra y desmonte hacia el río Huachón que acabará “colmatando” su cauce, poniendo en riesgo a la población ribereña del distrito, hecho que ocurre desde el año 2009. 

“En reiteradas oportunidades hemos dirigido documentos al gerente de la Empresa Julcán, para que tomen las prevenciones del caso, por depositar gran cantidad de piedras que ha afectado nuestras vías de comunicación, por los trabajos de ensanche de la carretera Huachón a Tingocancha. Nunca nos hizo caso” dijo a la prensa local el señor Carmelo Loayza, Presidente de la comunidad campesina de Quiparacra.

“Nuestra comunidad está olvidada por nuestras autoridades locales y regionales, claro ejemplo tenemos la carretera departamental Tambo del Sol vía Oxapampa, donde faltan 23 kilómetros de rehabilitación en el lugar de Auquintambo – San Fernando a la fecha no se ejecuta esta obra; tenemos terrenos extensos donde producen papas, granadillas, rocoto y un sector para ganadería, pero nuestros “compueblanos” sufren para poder trasladar sus productos hacía los mercados, por todo lo acontecido nuestra comunidad ha realizado una medida de protesta de manera pacífica donde nos hemos apoderado de las maquinarias pesadas de la empresa hasta que retiren las enormes piedras del borde de nuestro río”, dijo el dirigente comunal.    

Indudablemente que el problema ocurre desde el 2009 ya que recepcionamos en calidad de exclusiva el “Acta de Constatación” suscrito el mes de febrero del año 2009 por personal policial de la comisaría de Huachón, donde las autoridades del distrito como el Teniente Gobernador y el Juez de Paz, se dirigieron al paraje denominado Patapata, donde “in situ” constataron que en la ladera distante al río Tingocancha a 80 metros aproximadamente, existían montículos de tierra, los  mismos que fueron extraídos por la empresa Julcán que realiza el ensanchamiento de la carretera que va hacia Huancabamba (Oxapampa). Estos montículos de piedras y tierra, por consecuencia de las lluvias se han deslizado al río, ocasionando que los peces (truchas) del lugar estén muriendo y alterando el cauce del río. Refiere además el acta que “Pese a sostener conversaciones pertinentes con las personas encargadas de esta obra, se negaron rotundamente a identificarse, por lo que se les exhortó  a que descargaran sus desmontes en otro lugar, ya que ello afecta el medio ambiente”.

Por su parte el Alcalde de Huachón Teodoro Durán Flores, no justificó que los  comuneros hayan tomado la maquinaria pesada propiedad de la empresa Julcán en señal de protesta e indicó que “en reiteradas oportunidades se inspeccionó la obra de ensanche de la carretera y sostuve un diálogo con los contratistas a fin de que no arrojen desmontes al río, pero hacen caso omiso, dañando la carretera departamental ruta 104 y una serie de problemas. En la última reunión se acordó que el Ministerio del Medio Ambiente tome las cartas en el asunto, ya que el Instituto Nacional de Cultura reveló que por donde se depositan los desmontes han dañado los Caminos del Inca”, finalizó la autoridad edil, lo que de comprobarse sería un atentado contra el patrimonio cultural de la nación y podría generar denuncias mayores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *