La regulación de las casas de apuestas en el Perú se encuentran en la fase final para ser reguladas en nuestro país.

En mayo, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Roberto Sanchez, informó que su propuesta de regulación fue aprobada de manera unánime en el Consejo de Ministros.

De esta forma, Betsson, Inkabet o la recién llegada Betano, deberán pagar impuestos y cumplir una serie de requisitos para poder operar en nuestro país.

APUESTAS

¿En qué consiste esta propuesta?

La iniciativa del Mincetur propone crear un impuesto aplicado al ingreso neto de las casas de apuestas, ya que actualmente, estos negocios se encuentran regulados por países en el extranjero y no pagan impuestos en el Perú.

Es decir, las apuestas y casinos en línea serán regulados del mismo modo que son los juegos de casino y máquinas tragamonedas presenciales.

De esta forma, se evitará que estos juegos sean empleados para delinquir a través de lavados de activos, crímenes informáticos o cualquier otro propósito ilegal.

Otro de los puntos más importantes será la protección de los usuarios, haciendo un control más severo de acceso de menores de edad y ejecutando estándares de políticas de juego responsable que prevengan desarrollo de conductas ludópatas.

Requisitos que deben de cumplir

Las empresas del rubro de las apuestas deberán contar con un RUC (Registro Único de Contribuyentes) nacional, así como también deberán tener un representante legal en el Perú.

Además, todos los dominios regulados en el país deberán ser “.pe”.

Si una empresa opera sin estos requerimientos, estarán prohibidas de realizar auspicios y publicidad en medios de comunicación.

Todo ello será fiscalizado por el Mincetur, quienes además se encargarán de otorgar las autorizaciones para el uso de plataformas tecnológicas en juegos y apuestas deportivas, así como también en los locales presenciales.

Sanciones para las empresas que no cumplan estos requisitos

Si las empresas de apuestas que operan en Perú no cumplen estas nuevas regulaciones, serán sancionadas con multas que van desde 1UIT hasta 500 UIT, además de sufrir penalidades como la suspensión de actividades, cancelación de su autorización para operar en Perú e inhabilitación.

Próximos pasos para hacer efectiva esta propuesta

Ahora que la propuesta de las casas de apuestas ya ha sido aprobada por el Consejo de Ministros, todo se encuentra en manos del presidente de la república.

El presidente Pedro Castillo tiene la potestad de aprobar, rechazar u observar esta iniciativa por parte del Mincetur.

De ser aprobada, las casas de apuestas deberán de cumplir todos los requisitos anteriormente mencionados para continuar con sus operaciones normales en un lapso de tiempo de 120 días calendario.

Si en caso no lo consiguen cumplirlo, podrán solicitar una prórroga o abstenerse a las sanciones que trae esta regulación.

Situación de las casas de apuestas hoy

A diferencia de los casinos y los locales de apuestas, las casas de apuestas no se encuentran bajo ninguna regulación.

Es decir que para operar, necesitan estar reguladas en otros países como Malta, Chipre, Reino Unido, entre otros.

Un ejemplo claro es Betsson, la cual si bien es la principal auspiciadora del torneo local, sus operaciones son manejadas desde Europa y no desde la sede que opera en Lima.

Por otro lado, los locales físicos de apuestas sí se encuentran regulados y pagan impuestos como cualquier otro negocio.

La regulación de las casas de apuestas en Perú sigue con la tendencia que se viene viendo en América Latina. Países como Argentina, Colombia y México ya cuentan con regulaciones y en países como Chile y Brasil, también es un actual tema de discusión en sus gobiernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *