Panaderos mueren tras inhalar gases tóxicos en comas, dos son naturales de la provincia de Daniel Carrión

Fuente.agencias

Agencia. Cerraron ventanas y se quedaron dormidos mientras esperaban que el pan estuviera listo, entre las víctimas están dos panaderos que eran estudiantes quienes llegaron de la provincia de Daniel Carrión para trabajar por vacaciones.

La madrugada del lunes, cuatro panaderos fallecieron al inhalar gases tóxicos, mientras dormían en la panadería Santa Luisa, ubicado en el distrito de Comas – Collique en la ciudad de Lima.

Los fallecidos fueron identificados como Raúl Simón Chávez Allca, de 38 años, Víctor Estela, de 60 años, y los hermanos José Mora Aquino (17) y Luis Mora Aquino, (19), respectivamente, ellos horneaban los miles de panes que habían preparado.

Según los datos recibidos de los medios nacionales, para que el cocido fuera más rápido, decidieron cerrar todas las ventanas y el tragaluz del local, ubicado en la avenida Santa Rosa 150, en la segunda zona de Collique.

Según testigos, luego que terminaron su trabajo, “los horneros se acostaron a dormir hasta que el pan estuviera listo, sin percatarse de que la temperatura del horno estaba a más de 300 grados, cuando lo normal es 150 grados como máximo, es en ese instante que los gases tóxicos contaminaron el lugar donde descansaban los cuatro hombres, muriendo asfixiados “dijeron.

Pasada las horas al promediar las cinco de la mañana llegó Efraín Chávez, distribuidor de los panes y quien alquilaba el lugar, Después de tocar insistentemente la puerta decidió ingresar acompañado del mototaxista Julio César Conde Montemayor, encontrando los cuerpos tendidos sobre el suelo.

Según versiones de Conde Montemayor, “viendo lo sucedido llamamos a la Policía y los llevamos al Hospital Sergio Bernales de Collique, pero los médicos solo certificaron el deceso de los infortunados panaderos” aseveró.

INFORTUNIO. Los hermanos José y Luis Mora habían llegado desde la provincia de Daniel Carrión, eran natural del Centro Poblado de Roco, aprovechando las vacaciones viajaron a Lima para poder trabajar y ganarse el dinero con el sudor de su frente, pero lamentablemente ahora ya no podrán retornar a sus aulas por estos azares del destino, según su hermano Eladio Mora, ambos estaban en el nivel secundario, “vinieron a trabajar con la ilusión de ayudar a nuestros padres”, señaló, hoy los  dos jóvenes serán trasladados a Pasco, para brindarles cristiana sepultura, por su parte el maestro panadero Víctor Estela había llegado hace unos días de Huacho, donde vivía con su hijo y su esposa,  la madrugada en que murió era su primer día de trabajo.

Finalmente familiares de las víctimas pidieron que se investigue lo ocurrido y que se determine si el horno tenía algunas deficiencias, para recalentarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *