Por los ministerios 

Investigación encontró que, casi todas las animaciones usadas por algunos ministerios transmitían mensajes negativos.

DIBUJOS

¿Por qué algunas instituciones públicas a veces no conectan con el público? ¿Por qué muchos de los videos institucionales usados por ministerios del Perú en vez de cautivar suelen causar rechazo en los ciudadanos? Las respuestas a estas preguntas parecen encontrar respuesta en una reciente investigación del periodista Armando Avalos, quien encontró que el 17% de los dibujos animados usados en los videos corporativos de los once ministerios del Perú, tenían características en sus formas y diseño con una simbología negativa para la mente humana.

El estudio forma parte del libro “Dibujos animados e identidad visual” que el periodista lanzará el mes de setiembre en la Universidad Autónoma del Perú y que recoge un análisis a decenas de videos institucionales donde se empleó dibujos animados y por los cuales, las entidades públicas buscaban promocionar sus servicios al público de una manera más lúdica y entretenida.

“Lo que pasa es que, en algunos casos, por desconocimiento de las herramientas de la psicología de la escritura o grafología, muchos de los personajes de los dibujos animados, fueron elaborados con características negativas, como, por ejemplo, con ojos demasiados grandes que suele evocar en la mente desconfianza y es usual en personas paranoides”, explica el autor de la obra.
“Encontramos otros casos en donde las figuras humanas se les omitía características físicas, como ojos, nariz o boca, lo que da un mensaje muy negativo para la mente. Desde los albores de la humanidad, cuando las personas nos conocemos con otra, lo primero que vemos son los ojos de la otra persona, luego lo que diga o su postura corporal. Si alguien no nos mira a la cara o evade, lo interpretamos como alguien de quien no podemos confiar. Esa misma simbología que llevamos en nuestro ADN evolutivo, también se aplica cuando se diseñan dibujos con estas características lo que es asociado con desconfianza y mentira”, indica Avalos, “vale decir, algunas instituciones piden en sus videos promocionales que la gente confíe en sus servicios, pero al usar estos diseños animados, se dice al inconsciente todo lo contrario. Eso explica en parte, el fracaso de sus productos”, sentencia.

En el libro que será presentado el 30 de setiembre, Avalos, explica de manera sencilla y con muchos ejemplos cómo el mal uso de los dibujos animados en piezas audiovisuales corporativas, pueden afectar y menoscabar los esfuerzos por lograr una buena identidad visual organizacional.

“Dibujos animados e identidad visual” será la obra número 12 de Armando Avalos, actual Productor Periodístico del programa Contracorriente, el dominical de Willax Televisión y quien también fue ex productor general del canal del Jurado Nacional de Elecciones y ex Productor Periodístico de varios noticieros y programas dominicales de Latina Televisión donde laboró por 20 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *