Presidente Alan García inspeccionó proyecto Huascacocha y planta de tratamiento de agua en Junín “pobladores lo esperaron en Huayllay, pero nunca llegó”

Fuente.agencias

Agencia y agendapasco. El presidente Alan García inspeccionó esta tarde el proyecto de derivaciones Huascacocha-Rímac, ubicado entre la región Pasco y Junín, que permitirá ampliar la oferta de agua para el consumo humano de la capital.

Según  la nota  informativa de Secretaría de Prensa de la Presidencia de la República, el mandatario estuvo acompañado del ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, quienes constataron el avance de las obras en el campamento Huascacocha, ubicado a 4,700 metros sobre el nivel del mar.

La inversión de la obra asciende a 79 millones 610,690 dólares y beneficiará a 2 millones 400 mil habitantes de 27 distritos de Lima y Callao.

El objetivo del proyecto es ampliar la oferta de agua para el consumo humano de Lima mediante la represa de la laguna Huascacocha, y su posterior conducción y transvase a la cuenca del río santa Eulalia.

Asimismo, se prevé entregar anualmente a Lima 52 millones de metros cúbicos de agua (2.6 metros cúbicos por segundo) y se generarán 6,600 puestos de trabajo. Su construcción se inició en mayo de 2010.

El proyecto de derivaciones Huascacocha-Rímac, que comprende una presa de 129 metros de altura, canales de 24 kilómetros, un sifón de seis kilómetros y un túnel de dos kilómetros, entrará en operación en abril del próximo año.

Fuente.agencias

Previamente, el Jefe del Estado llegó a la planta de tratamiento de aguas del túnel Kingsmill, ubicada en la orilla sur del río Yauli, en Junín, cuya ejecución demandó una inversión de 44 millones de dólares.

García Pérez explicó que con la puesta en funcionamiento de esta planta terminan 80 años de contaminación permanente de los ríos Yauli y Mantaro.

El túnel Kingsmill tiene una extensión de 14 kilómetros y una profundidad de 500 metros. Drena 1,100 l/s de aguas subterráneas de las minas ubicadas en Morococha.

La Planta de Tratamiento procesará los 1,100 l/s de aguas ácidas con alto contenido de metales produciendo agua de buena calidad para verterla al río Yauli, afluente del Mantaro. De esta manera se terminará con un problema de contaminación de más de 70 años.

La construcción de la planta requirió 21 meses de trabajo, su operación y mantenimiento estará a cargo de la empresa Chinalco, a la fecha, la planta está físicamente terminada y en etapa de prueba, procesando desde agosto del año pasado las aguas ácidas provenientes del túnel Kingsmill, las que luego de ser tratadas son vertidas al río Yauli.

Por otra parte, autoridades y pobladores del distrito de Huayllay, en comunicación telefónica informaron que el Presidente de la República, dejo con  los crespos hechos una vez más a Pasco, nunca llegó a inspeccionar la represa de Huascacocha, salvo un representante, “se avizoró al medio día en el cielo huayllino un helicóptero, inclusive se instaló un equipo de sonido, pero Alan nunca piso suelo pasqueño, se conoce que el mandatario solo recorrió este proyecto por el valle del Mantaro – Junín” indicaron.

Equipo de Prensa  Business News American a través del internet informó, la constructora brasileña OAS debiera finalizar en mayo la construcción de la represa de US$94,7mn Huascacocha en Perú.

Actualmente las obras presentan un 98% de avance, según un comunicado de la empresa de aguas de Lima, Sedapal

OAS posee una concesión para construir, operar y mantener un sistema de represa y conducción de agua desde la laguna Huascacocha, ubicada en la Región Pasco, hasta el sistema existente Marca III, para el posterior trasvase hacia el río Rímac, en Lima.

El proyecto abarca la construcción de una represa de 15m que almacenará 686 millones de metros cúbicos de agua. La iniciativa también incluye la construcción de 22,5km de canales de conducción.

La instalación suministrará hasta 2,61m3/s para alimentar la planta de agua potable Huachipa, lo que beneficiará a 2,4 millones de habitantes en Lima y la vecina ciudad portuaria de Callao. La planta, construida por la firma brasileña Camargo Corréa y la francesa OTV, actualmente se encuentra en etapa de prueba.

La represa Huascacocha está siendo cofinanciada por la generadora peruana Edegel como parte de un acuerdo con Sedapal, en virtud del cual la eléctrica utilizará agua de la instalación para abastecer cuatro hidroeléctricas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *