REF

AGENCIAS Se complica. El temor que los 35 mil habitantes de la ciudad de La Oroya-Junín tenían y que los persigue hace siete años se les viene encima, y es que el gobierno a través de sus representantes dio a conocer que la “única salida a la situación que atraviesa el Complejo Metalúrgico de La Oroya (CMLO) es la liquidación simple”.

Así fue dado a conocer en una reunión sostenida con el alcalde provincial de Yauli, Carlos Arredondo Mayta, y dirigentes de los trabajadores en Lima, cita que tenía por fin ver los pormenores de la convocatoria que el Ministerio de Energía y Minas realiza a la junta de acreedores de Doe Run para el 23 y 26 de este mes.

En dicha reunión, se tiene previsto abordar el informe de administración, ratificación o designación de un liquidador, y principalmente la eventual reestructuración de la empresa, aunque trascendió que con estas declaraciones el gobierno pretendería buscar la aprobación de la liquidación.

El alcalde oroíno señaló que en reunión con el viceministro de Minas, Guillermo Shinno; el viceministro de Gestión Ambiental, Mariano Castro Sánchez-Moreno; y la presidenta de la junta de acreedores de DRP, Rosario Patiño, los representantes del Ejecutivo indicaron que “la única salida a la situación del complejo metalúrgico es la liquidación ordinaria por separado (La Oroya y Cobriza)”. Argumentan la insostenibilidad de la caja y la baja del precio de los metales en el mercado internacional. Con ello, adelantaron la posición que llevará el gobierno, principal acreedor de Doe Run, en la cita del 23 y 26 de este mes.

El burgomaestre, que se encuentra en Lima realizando intensas conversaciones con el Ejecutivo, mostró su desesperación debido a que la liquidación simple de los activos de Doe Run Perú, acarrearía el cese de 2400 trabajadores de manera inmediata de las unidades de La Oroya y Cobriza.

MÁS CONSECUENCIAS. A la crítica situación que ya vive la ciudad de La Oroya, con cierre de instituciones educativas por poco alumnado, cierre de establecimientos comerciales, migración poblacional y otros, se sumaría una grave crisis social, debido a que la población anunció para este sábado 13 el inicio de un paro que podría convertirse en huelga indefinida, en caso el gobierno no encuentre otra solución que no sea la liquidación simple, tal como lo anunció días atrás el representante de las acreencias laborales de los trabajadores, Luis Castillo Carlos.

La autoridad edil responsabilizó directamente a la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, y al Presidente de la República, Ollanta Humala, que a lo largo de su mandato no se empeñó por hallar una solución acertada, pese a haberlo ofrecido en su campaña electoral.

MOVILIZACIÓN. Luis Castillo declaró días atrás que convocó a representantes de los trabajadores y pobladores a sumarse a la medida de fuerza programada para este fin de semana, según dijo, para defender los puestos de trabajo y asegurar la vigencia económica de La Oroya y Cobriza.

Dicha medida implicaría el boqueo de la Carretera Central, por ser La Oroya un punto neurálgico en la región central.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *